top of page

Una experiencia transformadora en Panamá



Cómo compañía HAZ-MAT somos profesionales de las emergencias con materiales peligrosos. Los integrantes de esta especialidad, compartimos un sello común, el cual nos insta a estar siempre buscando formas de aprender y dar un mejor servicio. En este afán de conseguir nuevos conocimientos, se dió la oportunidad y conocimos la existencia de la organización para la prohibición de armas químicas (OPAC). Esta organización, en su cruzada por prohibir las armas químicas, imparte capacitaciones a lo largo de los 5 continentes con el objetivo de presentar correctos procedimientos a aplicar en caso de incidentes HazMat que puedan involucrar armas de  destrucción masiva (ADM), buscando con estos salvar vidas, bienes y proteger el medioambiente, tal y como lo indica la misión de nuestra Compañía.



En esta búsqueda de conocimientos, con mucha emoción, dos Chilenos fuimos seleccionados para participar en su versión 2024 en Panamá, al "Curso básico de Asistencia y Protección Contra Agentes Químicos de Guerra y Sustancias Tóxicas Industriales".


Salir de Chile a otro país bajo una perspectiva de capacitación bomberil, fue un viaje que trasciende lo profesional para convertirse en una experiencia profundamente humana. Ser partícipe de un equipo multidisciplinario, conformado por profesionales destacados pertenecientes a fuerzas armadas, fuerzas aéreas, policías y bomberos, siendo todos primeros respondedores de múltiples países me llenó de orgullo. Con los cuales pudimos  intercambiar numerosas experiencias y valiosos conocimientos.

 

Este curso nos permitió sumergirnos en un ambiente de aprendizaje intensivo, dónde las barreras entre instituciones se desvanecen por completo gracias a un objetivo común: La excelencia en el manejo de una emergencia con presencia de armas químicas, brindando un servicio de calidad para salvar las vidas de aquellas personas en sus momentos de mayor dificultad.


Durante la semana que constituyó el curso, tuve el privilegio de conocer a personas extraordinarias de distintas partes de Latinoamérica. Dónde cada uno aportó una perspectiva única y enriquecedora, permitiendo ampliar mi vision y conocimientos bomberiles constantememte. Estas instancias de colaboración, aprendizaje, e intercambio de experiencias, permitieron sin lugar a dudas cultivar amistades que trascienden las fronteras y que  perdurarán más allá de las aulas y campos de entrenamiento.


Una de las lecciones más valiosa que aprendí durante este viaje fue la importancia del conocimiento transversal. Al interactuar con profesionales de diversas disciplinas puedo comprender mejor la importancia de la colaboración interinstitucional y la integración de habilidades complementarias. Está sinergia entre instituciones no solo enriqueció mi propio repertorio de cómo deben hacerse las cosas, sino que también, fortaleció la capacidad colectiva para hacer frente a desafíos futuros. Ahora entiendo mucho mejor el ¿Por qué? tomar las decisiones que tomamos, acción que es sumamente importante a la hora de salir a emergencias a cargo de un camión de Bomberos.


Al regresar, puedo decir con orgullo en mi corazón, que en la maleta traje conmigo conocimientos técnicos y humanos, junto con una experiencia profesional y humana inolvidable, la cual no solo marcó mi formación bomberil, sino que también continua transformando mi visión del mundo y el aprecio por la diversidad cultural. Vuelvo con mucha gratitud y ganas de compartir estos aprendizajes con los cofrades de la 18va compañía y con quién desee escucharlos.


También quiero añadir un agradecimiento especial a la OPAC por permitirnos seguir este camino de aprendizaje, que continuaremos en el segundo ciclo del curso en Septiembre de este mismo año.



96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page